Buscar
  • Vladimir A.P.

EL BIG BANG Y EL SENTIDO DE LA VIDA


Hace mucho tiempo, de acuerdo a la cosmosmología, ocurrió un fenómeno conocido como Big Bang; a partir de este, se concibió lo que hoy conocemos como el universo; dicha teoría, en simplificación nos explica que en algún momento, toda la materia y energía ( lo cual no es sino la misma cosa en diferente estado vibratorio), se encontraban concentradas en algún punto y a través de una grán explosión, toda la materia se expandió, creando lo que hoy conocemos como: galaxias, meteoritos, planetas y todo lo que nos rodea. Los estudios y mediciones de ciencia han demostrado que aún estamos en etapa de expansión, desde la gran explosión. Los seres humanos estamos hechos de elementos del universo como: átomos, electrones, y partículas cada vez más pequeñas que la física va descubriendo con los avances tecnológicos; estamos hechos de los mismos elementos que conforman el universo, simplemente porque somos parte de él, como células o elementos que construyen algo más grande; al ser parte del universo, también somos afectados por el Big Bang, haciendo que nuestra existencia en esta vida también este regida por esta ley natural, y "expandirnos" es nuestro único camino.

Para entender a que me refiero con expandirnos, tomemos un principio del Kybalion, llamado: PRINCIPIO DE VIBRACIÓN, este establece que nada es estático, que todo vibra, los diferentes estados de la materia no son otra cosa que diferentes estados vibratorios de la energía; así, mientras las piedras tienen una frecuencia vibratoria mucho más baja que los seres vivos, los seres de luz que son conocidos en algunas culturas como ángeles, tienen un nivel energético superior al de los humanos; esto tal vez sonaría un poco extraño hace algunas décadas, cuando la ciencia aún no descubría los átomos electrones y protones y sus características vibratorias, pero a través de este descubrimiento, se vino a consolidar la certeza de esta ley, al descubrir que la materia jamás esta estática, simplemente se encuentra en diferente grado de vibración energética.

Dicho lo anterior, nuestro cuerpo, nuestra mente y espíritu son energía en expansión desde el Big Bang, y la forma de expandirnos, es aumentar nuestro grado de vibración, para dejar de ser energía en estado únicamente sólido y convertirnos en energía aún más vibrante; pero entonces, ¿Cuál es la finalidad de que sepamos que el objetivo de la vida es aumentar nuestro nivel de vibración hasta convertirnos en seres más iluminados?; Algún día un sabio dijo que sí teníamos que cruzar un río, era mejor atravesar la corriente como hábiles nadadores y llegar justo a donde queremos y con la ruta que queremos, que simplemente ser un tronco de árbol arrastrado por la corriente a la deriba. EL conocimiento de las leyes del juego, nos hace ser mejores jugadores en el mismo, en lugar de tan solo seres víctimas de las circunstancias a la deriba en una corriente, sin tener control sobre nuestro destino, sentimientos e inclusive sobre nosotros mismos.

La meditación, el conocimiento, la sabiduría y el cultivo de otras virtudes, nos ayudarán a incrementar nuestro nivel de conciencia y por ende nuestro estado de vibración energético, mientras que el cuestionar lo establecido nos llevará a abrir nuestra mente y desechar las ideas que impiden nuestro crecimiento. De esta manera el ser humano encontrará el equilibrio con el universo ya se por méritos personales o conciencia social, haciendo referencia el primero a aquel que por decisión propia toca las puertas del templo del conocimiento, mientras que el segundo se refiere a cuando el individuo vive en una sociedad mas avanzada que la anterior en relación al crecimiento espiritual. A final de cuentas, no podemos escapar del fenómeno de expansión del Bing Bang y el expandir nuestra energía, nos hará ser coherentes con el universo del cual formamos parte y no podemos ser algo mas que parte del mismo.

La pregunta es: ¿Como se reconcilia la idea de que al expandir nuestra conciencia, estemos participando en esta expansión física del Bing Bang? siendo al parecer la primera un fenómeno energético, mientras que el segundo un fenómeno físico. La respuesta está en que como se explica, tanto la energía como la materia están compuestas del mismo elemento solo que en diferente grado de vibración y por ende no están desconectadas una de la otra y al cultivar nuestro crecimiento espiritual contribuimos a aumentar la vibración del universo y por ende su expansión, como agua pura que al inyectársele energía en forma de calor, se evapora cambiando su nivel vibratorio y expandiendo su tamaño. Así mismo algún día el ser humano llegará a tal nivel de expansión que dejará su estado físico para convertirse también en seres de luz siendo esto EL SENTIDO DE LA VIDA, y nuestro destino.


399 vistas
 articulos recientes 

 

 el faro de enki 

 

Blog para compartir ideas sobre: Metafísica, ciencia, Filosofía y Magia, como un Faro que brinda la luz del conocimiento en medio de la obscuridad.

 Es un punto de partida, a través de los diferentes artículos, para aquel que su camino lo haya llevado a tocar las puertas del templo de la sabiduría.

Please reload